Última estación: Campo di Fiore-Tatooine

22 mayo 2009

Obi-Wan dice: todo aquel al que le guste el fútbol sabe de la tradición defensiva del fútbol italiano. Que venga de la catástrofe de Superga, de la invención de Nereo Rocco  o de las frecuentes invasiones sufridas por los habitantes de la península itálica es algo discutible. Enric González cuenta en su libro Historias del calcio (RBA) una historia mejor. Intentaré contarla sin desmerecer el original, que recomiendo sin fisuras. La plaza romana de Campo di Fiore es conocida por ser la única plaza romana sin iglesia y por una costumbre para terminar la juerga de los múltiples bares que la pueblan. Dice González que cuando los bares cierran, los últimos parroquianos se hacen con una pelota y juegan, hasta que la policía lo impide, un anárquico partidillo. No hay porterías ni porteros, no hay equipos propiamente dichos. Sólo jugadores individuales que intentan darle, al menos, una patada al balón. Pero si uno se fija bien, siempre hay algunos jugadores que no buscan el contacto con la pelota. Lo único que hacen es guardar la posición, mantenerse alerta vigilando su inexistente área. Por si acaso. Los demás practican su juego irracional. Ellos defienden.

futbol10

Del mismo modo espero, ingenuo, que ajenos al juego irracional de las modas, de los gestores indignos, de los laboratorios florentinos, de la medicalización imparable, de la prevención abusiva, de la mala organización de los centros, de los compañeros caídos en el Lado Oscuro…

…siempre queden médicos de familia fieles a su tradición de compromiso con el paciente y la sociedad, con la puerta abierta, atentos a la evolución del saber, rebeldes ante la insensatez. Como galos en su aldea o defensas italianos en Campo di Fiore.

Hoy Padawan ha terminado su residencia y aquí termina este blog. Sé que Padawan será uno de esos médicos de familia. Tiene la actitud, y eso no se pierde. Yo, de momento, me retiraré a los desiertos de Tatooine. Que la Fuerza os acompañe.

300px-Tatooine

Padawan: que puedo decir?….han sido 4 años de residencia maravillosamente intensos, con días mejores y otros no tan buenos, en los que he pasado por infinidad de situaciones; en el hospital, en el centro de salud, en las guardias……en las que he aprendido, he errado, he tenido momentos de frustación…..pero al final he hecho el camino, qué camino?…..el que mejor he sabido o he podido, intentando siempre guardar algo de integridad, siendo fiel a mis principios, aunque han sido, no pocos, los momentos en los que el lado oscuro me ha tentado…..

Por último, no puedo dejar pasar la oportunidad, sin antes, hacer una mención especial a mi jedi, Obi-wan, el cuál ha sabido transmitirme toda su sabiduria y sobre todo el ser crítico con uno mismo, GRACIAS, GRACIAS POR TODO, ha sido un placer el compartir esta aventura. Esto no es una despedida ni un “adiós”,  si no un “hasta luego, compañero”, y mientras esperamos….que la Fuerza te acompañe!!!


Cosas que pasan (2)

17 abril 2009

Obi-wan dice: son las 12.30 del viernes 17 de Abril. He tenido guardia y estoy cansado. 5144 aspirantes han elegido ya plaza para el MIR 2009 y nadie (nadie) ha elegido todavía Mallorca para hacer Medicina de familia. Sólo una persona ha elegido las Illes Balears, concretamente Ibiza.

El problema es… ¿es el mismo que aqueja a la Medicina de familia en toda España?. No lo sé. Se han cogido más del 20% de las plazas a nivel nacional mientras que en Baleares llevamos 1 de 44 (2,27%). ¿Es la insularidad?. Puede. Pero las Canarias están más lejos de la Península y llevan cogidas 6 de 63 plazas (9,52%). ¿Será el idioma catalán? Pero Cataluña lleva dadas más del 25% de sus plazas de familia. Lleida, la provincia interior, lleva dadas 5 de las 9 plazas posee. Ninguna de estas causas justifica por sí sola el desastre. Cada una en su proporción y otras que desconozco ayudan.

Mientras tanto nuestra gerencia, formada desde el Conseller hasta abajo por médicos de familia, sigue preocupada exclusivamente por aspectos organizativos de los centros que nada tienen que ver y en nada ayudan a la buena práctica clínica, y ofreciendo a los residentes que por fin acaban la especialidad dentro de un mes – los primeros que han hecho 4 años. Teóricamente los residentes mejor formados de la historia de la medicina de familia española – subcontratos patéticos vendidos con secretismo, desorganización y contradicciones.

00

Que la ForÇa ens acompanyi. Tot i què no sapiguem a on!

*Actualización: por fin, a las 16:47 del viernes 17, una heroína con el número 5329 ha decidido elegir Mallorca para especializarse en familia. El establishment respira, pero… ¿haremos algo (la unidad docente, la gerencia, los centros, los tutores) para que esta nuestra especialidad sea más atractiva en nuestra isla?


Sesiones clínicas en el tercer milenio

3 abril 2009

Obi-wan dice: cuando los niños de los centros docentes discuten sobre cúal de sus centros es mejor para los residentes, uno de los argumentos que se suele utilizar con más demoledora seguridad es:

– ¡Pues en mi centro hacemos sesiones todos los días!

Y ya está. Somos la hostia. Postraos. De hecho, he oído a jedis presumir de que en su centro tienen una media de más de una sesión diaria. Como si esa exageración garantizara su excelencia docente. Frente a esas afirmaciones, nadie se plantea nada porque, como dice un texto sobre sesiones clínicas extraído de la revista Tribuna Docente:

screen-capture1

Gracias a Dios, el artículo no se queda ahí y el resto es de lectura recomendable para quién quiera vitalizar las sesiones de su centro.

He asistido a cientos de sesiones. En hospitales y en centros de salud. De padawanes, jedis, expertos pagados por laboratorios o no, psicólogos, enfermeros, farmaceúticos, asociaciones ciudadanas y gerentes. ¿He aprendido algo? Pues, con perdón, muy poco proporcionalmente al tiempo empleado. Las sesiones clínicas siguen siendo muy parecidas a las de hace 20 años. Hemos cambiado el retroproyector y las transparencias por el Powerpoint, y ahí se han quedado las novedades. Mientras la sociedad se hace ultradigital e hiperconectada (ya hasta los blogs se están quedando antiguos, adelantados por el Caralibro -merci, Cocoliso– y el Twitter) y nuestros colegas de otros países se plantean la utilidad médica de los últimos gagdets, las sesiones de los centros de salud siguen en el milenio pasado, ancladas en el busto parlante que con más o menos gracia nos devana su saber.

Quizá deberíamos plantearnos nuevas maneras de compartir nuestros conocimientos. No puedo presumir de ser un experto en los recursos de internet, pero puedo citar la existencia de blogs hechos por médicos y farmaceúticos que invierten su tiempo en darnos información ya masticada, de revistas que cuelgan en la red sus contenidos, de universidades que proporcionan podcasts con los que aprender farmacología e inglés, de médicos que se curran páginas con miriadas de enlaces, youtubes para oftalmólogos, de listas de correo en las que los miembros comparten información, novedades, opiniones y disputas, de grupos de Google o de Facebook (ya hay centros que los utilizan) en los que relacionarse y poner en común lo que sabemos o encontramos en nuestras cibercacerías.

¿Siguen siendo necesarias o siquiera convenientes las sesiones tradicionales?

1236339260_1

PS: Las conversaciones que mantenemos padawan y yo vía Google Talk, ¿cuentan como microsesión, valdrían para el portfolio?


Creatividad y cambio

14 marzo 2008
Obi-wan dice: estamos en tiempos de cambio. La atención primaria que conocíamos, que creció en los 80 y alcanzó su momento de gloria en los primeros 90, está en crisis. Basta con leer los blogs de compañeros activos (ver enlaces en la columna de la derecha, según se mira, y otros que aún no hemos añadido), atender los mensajes de la lista Medfam, escuchar a los compañeros veteranos de nuestros centros añorar tiempos que quizá no eran mejores pero estaban cuajados de esperanza, escuchar a los jóvenes Jedis preocupados por su futuro profesional e ignorantes de la ideología (no confundir con la política) que conlleva nuestra especialidad (ver en el blog de Julio Bonis razones para no coger medicina de familia en el MIR, aunque sirven igual para cogerla). Hay huelgas, amenazas de hacerlas, nuevos sindicatos. No tenemos ni idea de cómo va a evolucionar nuestra profesión, de cómo será cuando nos jubilemos. Es momento de pensar, de tener nuevas ideas.
Por eso me ha gustado este post de este innovador yanqui que parece Wallace Shawn (impagable Vania en la calle 42 con una Julianne Moore… buf) dentro de 20 años. Comenta un artículo procedente de los alumnos de la Harvard Business School dónde derriban 6 mitos habituales (y muy neoliberales) acerce de la creatividad en las organizaciones. En resumen (en general traduzco directamente):
– No sólo las personas creativas lo son. También las que tienen experiencia, conocimiento, talento…
– El dinero no lo es todo. Los médicos no sólo pensamos en él.
– La creatividad surge mejor si se tiene tiempo para pensar, no en condiciones de presión.
– La creatividad aumenta cuando a la gente le gusta su trabajo.
– Los grupos más creativos no son los que compiten, si no los que comparten ideas.
– Los profesionales con el futuro laboral seguro tienen una sensación de libertad y autonomía que favorece la aparición de ideas nuevas.
¿Podría alguno de los genios con masters en Gestión Sanitaria que nos dirigen replantearse alguna de sus ideas? ¿Podríamos nosotros seguir pensando e innovando a nuestra escala?
Padawan: Este joven padawan todavia no tiene la suficiente experiencia para haber vivido tantos cambios como relata mi Jedi, aunque uno, poco a poco, empieza a vislumbrar como todo se reduce a un sólo tema: el económico, y que en la administración, como muy bien apuntaba sophie, abunda de todo menos médicos, y cuanto mas calladita esté su masa de obra barata ( osea, nosotros) pues mejor. Pero esto, no ocurre únicamente a nivel autonómico ( como relata con un buen ejemplo el Dr.Bonis), ya desde el propio gobierno central, ves todo tipo de pseudoministros de sanidad, pero que sean médicos, en el sentido mas amplio de la palabra, todavia no he visto a ninguno.
No es una tarea sencilla el compaginar; lo económico con la creatividad, pero por eso son y han elegido ser los mandamases, por lo que se les debe exigir, a no ser que sus motivos no fuesen todo lo ético que debieran ser…