Por horas

Obi-wan dice: no podemos culpar a nadie de todo el tiempo que llevamos sin escribir aquí. Distintas (pre)ocupaciones de distinto signo nos han tenido a Padawan y a mí sin ganas de pensar demasiado. Uno de los problemas ha sido que hemos coincidido muy poco. Era una percepción que ya tenía y que esta temporada de desajustes vitales y profesionales ha agravado. Para ser metódico y no hablar por hablar, he echado unas cuentas.

Este año terminan los primeros residentes de familia que han estado cuatro años formándose como tales. ¿Como tales? Veamos.

Contando un mes promedio de 30 días, hay que quitarle los ocho días de fines de semana, cuatro días de salida de guardias (pongamos que la quinta se hace entre viernes y sábado) y un festivo de media al mes. Eso deja un total de 17 días por mes pasados en la consulta de atención primaria. En teoría, si no contamos posibles rotaciones externas, son 21 meses los que se pasan en el centro de salud, de los que hay que descontar mes y medio de vacaciones y otras tres semanas de la nueva rotación por los centros de drogodependencias. O sea, 18,5 meses de pura vida de médico de familia, multiplicados por 17 jornadas cada mes y siete horas cada jornada, nos dan un total de 2201 horas y media que el residente pasa en la consulta de la que va a ser su especialidad. Para no ser injustos, si sumamos las horas que pasará de guardia en el centro de salud, alcanzarán las 2641 horas.

¿Con qué las podemos comparar? Pues con la otra gran salida profesional para los médicos de familia, ese lugar donde muchos se sienten más seguros y tienen la percepción de estar aprendiendo más; las urgencias hospitalarias. Al igual que no he desglosado las horas de guardia de atención primaria porque resultan bastante liosas, tampoco lo voy a hacer con las de hospital, pero podeis creerme cuando os digo que , al final de la residencia, un médico de familia de nuestra unidad docente habrá pasado 3487 horas en la puerta de un hospital.

(Para quién no se fíe, tengo los cálculos hechos y a su disponibilidad. Esto es sólo un abstract)

Son 846 horas de diferencia, casi 121 jornadas laborales. Y mejor no entrar a contar cuantas de esas horas, entre vacaciones de uno y otro, días libres (no los he contado), cursos y otras circunstancias, trabajan juntos el tutor y el residente.

Limitaciones: conflicto de intereses del investigador, médico de familia y no hospitalario. Cálculos aplicables sólo a Mallorca, aunque el autor sospecha que no habrá grandes diferencias con otras unidades docentes.

¿Qué estamos formando? ¿Médicos de familia, médicos de urgencia, todoterrenos? ¿Quién lo está haciendo? ¿Tutores, suplentes, médicos hospitalarios? ¿Tiene todo esto que ver con la decadencia de la atención primaria? ¿Hace falta una especialidad de urgencias? ¿Habrá un día en que la mayoría de residentes de familia la hayan elegido porque de verdad quieren ser médicos de familia? Este trabajo no tiene conclusiones, sólo preguntas.

Post scriptum: parece que vamos a tener nuevo capo di capi, digo, cap de estudis. Paz lleven los que se van y descanso traigan los que vengan. Feliz año a todos.

Padawan: hacía mucho tiempo que no me sentaba delante del ordenador a reflexionar un poco del quehacer diario, pero bueno ya estamos otra vez aquí, de vuelta de nuestro particular retiro. El tema, desde mi punto de vista, es claro, la medicina de familia se está muriendo y gran parte de la culpa la tenemos ” nosotros mismos “, los médicos de familia, que no nos hacemos valorar más, tanto por parte de la administración como por parte del resto de especialidades.

Aquí la gente pasa sin pena ni gloria, sin motivación, sin ganas de aprender, como dejándose llevar por el movimiento de las olas de un océano  disperso, ingobernado, sin rumbo ni final, con objetivos de índole tan diversos…eso sí,  todos ellos diametralmente opuestos al concepto de la Especialidad de MEDICINA DE FAMILIA Y COMUNITARIA, y lo escribo en mayúsculas porque creo que empieza a ser hora ( “mas vale tarde que nunca” ) de empezar ” la guerra “.

“Guerra”,  en el sentido de empezar a poner límites, tanto a residentes como al resto de especialidades que piensan que la nuestra no es una especialidad, al trato recibido por parte de colegas nuestros de otras especialidades como médicos de segunda categoria…y no hablemos del Servicio de Urgencias, ese lugar donde  la prevalencia de Doctores House rompe todas las estadísticas habidas y por haber ( pobres ilusos ), donde todos los que rotan por allí parecen haber sufrido un lavado de cerebro, porque todos dicen lo mismo (que se aprende un montón, que te sientes realizado, que eres superresolutivo…), en fin, camaradas, los Sith están entre nosotros, y hace tiempo que han dado el primer paso, es hora de responder…

Que la fuerza nos acompañe!!!


3 respuestas a Por horas

  1. Juan Jose Bilbao Larrañaga dice:

    Tus cálculos son correctos, coinciden con los que hice antes de la aprobación del programa nuevo y lo denuncié ante mi comisión docente y en el foro MEDFAM.
    Ese 4º año, no es mas que la utilización de la capacidad resolutiva de un R-4 en la puerta del hospital.
    ¡Lamentable, siento mucho la putada!

  2. Rafael dice:

    Que alegría que la conjunción astral nos devuelva a los protagonistas de la Guerra de las Galaxias. Se os echaba en falta.

  3. Cecilia dice:

    Me alegro de que el blog siga vivo y tan “efervescente” como siempre… Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: